RSS
Hola esta es la la pagina que mas seguidores tiene del septimo arte en Guatemala. .

PEQUEÑOS INVASORES




Victor Hugo Juarez
wanimanews@gmail.com

PEQUEÑOS INVASORES es una comedia de acción acerca de un grupo de niños que defiende su casa de vacaciones en Michigan de un ataque alienígena. Tiene algo para todos – grandes personajes (jóvenes, viejos, y hasta unos que no son del planeta), aventura y comedia.

El talentoso elenco del filme incluye: la sensación de la película “High School Musical” Ashley Tisdale, Robert Hoffman, quien estelarizó en el reciente éxito “Step Up 2 the Streets.

John Schultz dirige la cinta a partir de un guión original por Mark Burton (“Madagascar”) y Adam F. Goldberg. Barry Josephson (“Enchanted”) produce PEQUEÑOS INVASORES bajo los auspicios de su empresa Josephson Entertainment.



La historia se inicia cuando una lluvia de meteoritos cruza a través de una oscura galaxia. Cuatro cápsulas luminosas brillan y crujen mientras se esconden detrás del espectáculo de meteoros. Una misteriosa fuerza guía a los meteoros hacia una brillante esfera azul en la distancia – el planeta Tierra.

En una confortable casa de suburbio en Michigan, Stuart Pearson (Kevin Nealon) y su esposa Nina (Gillian Vigman) encabezan una familia que incluye a una adorable niña de siete años, Hannah (Ashley Boettcher); y un muchacho de 15 años Tom (Carter Jenkins) -- un fanático de la tecnología cuyas calificaciones andan por los suelos -- y una hermana mayor, Bethany (Ashley Tisdale), quien acaba de regresar de una reunión secreta con su novio Ricky Dillman (Robert Hoffman).

Habiendo decidido que la familia necesita de algún tiempo para estar juntos, Stuart reúne a la familia y se dirige a una casa de vacaciones de tres pisos que se encuentra en medio de la nada. Se les une el tio Nate (Andy Richter), el hijo de Nate, Jake (Austin Butler), la vieja y querida Nana Rose (Doris Roberts) y los gemelos idénticos de 12 años de edad Art (Henri Young) y Lee (Regan Young). Un huésped inesperado es el novio de Bethany, Ricky, quien logra conseguir una invitación para quedarse una noche con la familia.

Al tiempo en que el día se convierte en noche, oscuras nubes de tormenta rodean la casa. De repente, cuatro objetos luminosos se disparan hacia la azotea. La tripulación alienígena dentro de los objetos está compuesta por: Skip, el sádico comandante, Razor, una militar alienígena despiadada; Spike, un tipo malvado siempre dispuesto a disparar, y Sparks, un cerebrito de la tecnología de múltiples brazos quien es el único de los invasores alienígenos que no se muestra amenazante.

Ricky de inmediato es puesto bajo el influjo de los alienígenas -- quienes se dicen llamar Zirkonianos -- gracias a un implante de alta tecnología colocado en la base de su cráneo. Los Zirkonianos, por medio de Ricky, reclaman la posesión de nuestro planeta. Como una marioneta, Ricky se mueve hacia los chicos – pero Tom y Jake logran escapar.

No pasa mucho tiempo antes de que los cinco chicos se dan cuenta de las maniobras para invadir la Tierra de los extraños y nuevos visitantes. Tom da un paso al frente para hacerse cargo. Como los alienígenas han puesto fuera de acción a todos los aparatos electrónicos, los niños encuentran un viejo teléfono de disco y lo usan para contactar al Alguacil Armstrong (Tim Meadows), quien, pensando que le están haciendo una broma infantil, les cuelga el teléfono.

Los niños se llegan a dar cuenta que el aparato de los Zirkonianos para controlar la mente solo funciona con los adultos; lo cual les da la posibilidad de luchar en contra de los invasores al tiempo en que asumen la tremenda responsabilidad de proteger a sus parientes mayores al mantener la existencia de los alienígenas en secreto. Abandonados a sus propios medios, los jóvenes guerreros crean armas improvisadas, como una tubería que es ingeniosamente adaptada para funcionar como una pistola casera que dispara papas. Ellos inclusive aprenden a utilizar el aparato controlador de la mente.

Lo primero que tienen que hacer: tomar control de Ricky y convertirlo en un auténtico idiota (lo que alarma a Bethany)

Los adultos ni se percatan de la presencia alienígena y creen que los niños solo están actuando... bueno, como niños. Esto es hasta que a Nana Rose le implantan el aparato para controlar la mente de los alienígenas el cual le da poderes súper humanos. Pero en vez de trabajar con los Zirkonianos, Nana Rose va al rescate de sus nietos.

Mientras tanto, Hannah inicia una conmovedora amistad con Sparks, el alienígena amigable. A diferencia de sus compañeros alienígenas, a Sparks no le gustan las guerras; solo quiere regresar a su familia Zirkoniana.

Mientras que la batalla va creciendo, las risas y las aventuras van en aumento. Pero los niños se muestran a la altura de las circunstancias… encuentran nuevas fuerzas y un sentido de auto suficiencia. Pronto se vuelve claro que los alienígenas jamás tuvieron oportunidad alguna.

SKIP

Skip es el líder de los Alienígenas, pero en realidad tiene el aspecto de un tipo viejo y malo. Enloquece por un artefacto que controla mentes y que puede convertir a alguien en un robot zombi. (Por suerte únicamente funciona en los adultos.) Es chaparro, rechoncho y se enoja, sobre todo con los otros Alienígenas, de los cuales opina que son una sarta de fracasados. Realmente necesita relajarse.



SPIKE

Spike es un auténtico pelmazo. Es fuerte, rudo, musculoso – y muy, muy tonto. Actúa antes de pensar…y eso si se le ocurre pensar. En Zirkonia probablemente pasaba mucho tiempo en el gimnasio, y no el suficiente en clase. Es como el abusador de la escuela…pero con un aspecto todavía más raro.


RAZOR

La única chica en el equipo de los Alienígenas, Razor está medio guapa… para ser Zirkoniana. Es al mismo tiempo la “bella” y la “bestia.” No puede entender porque no pueden hacer su trabajo los demás – el trabajo refiriendose a tomar el control de la Tierra. No puede creer lo estúpidos que son sus compañeros de equipo extraterrestres.


SPARKS

Definitivamente el más agradable de los Alienígenas, Sparks es un poquito torpe - ¡pero tú también lo serías si tuvieras cuatro brazos! Habilidoso a pesar de eso, Sparks hace muchas cosas diferentes al mismo tiempo y puede arreglar prácticamente lo que sea. (El tener cuatro brazos lo ayuda bastante en eso.) No es tan diferente de nosotros los chicos terrícolas, si no tomas en cuenta los dos brazos extras.


PEQUEÑOS INVASORES, coescrita por uno de los guionistas de “Madagascar” y de la película ganadora del Premio de la Academia® “Wallace and Gromit: The Curse of the Were-Rabbit”, es una comedia de aventuras en la que unos niños, que están en una vacación familiar, deberán repeler un ataque a manos de diminutos extraterrestres cuya ambición es destruir al mundo —mientras los padres de los jóvenes no tienen la menor idea de la guerra que se está librando.
Son los Pearson contra los alienígenas que “vinieron de arriba”, en una batalla suprema que decidirá el futuro de la Tierra —con la que dará inicio la vacación veraniega por excelencia.
Todo comienza cuando una lluvia de meteoros pasa surcando la oscura galaxia. Cuatro cápsulas incandescentes, ocultas tras el espectáculo de meteoritos, centellean y crepitan. Una fuerza misteriosa hace que el espectáculo de meteoritos tome una vuelta cerrada a la derecha y se dirija hacia una gran bola azul a la distancia —el planeta Tierra.
En un confortable hogar en los suburbios de Michigan, Stuart Pearson (Kevin Nealon) y su esposa Nina (Gillian Vigman) encabezan una familia que incluye a la adorable niña de siete años Hannah (Ashley Boettcher); al muchacho de 15 años Tom (Carter Jenkins), un geek de la tecnología cuyas calificaciones han disminuido considerablemente; y la hermana mayor Bethany (Ashley Tisdale), quien acaba de regresar de una excursión secreta con su novio, Ricky Dillman (Robert Hoffman).
Tom decide llevarse a la familia de vacaciones ya que considera necesaria una fraternidad tradicional, por lo que organiza al clan. Así, se encaminan a una casa vacacional de tres pisos en medio de la nada. En el viaje se les une el tío Nate (Andy Richter), el hijo de éste, Jake (Austin Butler), la querida anciana Nana Rose (Doris Roberts) y los gemelos idénticos Art (Henri Young) y Lee (Regan Young), de 12 años de edad. Un invitado no previsto es el novio de Bethany, Ricky, quien sonsaca a la familia política para que lo deje quedarse.
Una vez que el día se convierte en noche, nubes negras de tormenta comienzan a girar en torno a la casa. Repentinamente, cuatro objetos incandescentes atraviesan el techo. La tripulación de extraterrestres adentro de los objetos está conformada por Skip, un severo comandante, Spike, un tipo musculoso armado hasta los dientes, Razor, una letal soldada alienígena; y Sparks, un fanático de la tecnología de cuatro brazos, quien es el único de los extraterrestres que no representa amenaza alguna.
Ricky es puesto bajo el hechizo de los alienígenas, cortesía de un dispositivo con tecnología de punta que controla la mente y de un adaptador implantado en la base de su cráneo; la mente y las acciones de Ricky ahora le pertenecen a la tripulación extraterrestre. El alienígena “Zirkonian”, por medio de Ricky, reclama el planeta. Al igual que un títere / robot / zombi, Ricky ataca a los muchachos — pero Tom y Jake logran huir.
 No pasa mucho tiempo para que los cinco niños se percaten de esta nueva y extraña llegada. Tom toma el mando y los niños terminan por darse cuenta que el dispositivo extraterrestre que controla la mente sólo funciona en los adultos, lo que les da una oportunidad de pelear contra los invasores —y la responsabilidad de proteger a los adultos, al mantener en secreto la existencia de los alienígenas. Dejados con sus propios recursos, los chicos le dan rienda suelta a su imaginación, lo que los lleva a crear armas provisionales, como tubos ingeniosamente armados que hacen las veces de una pistola tira-papas casera. Incluso han aprendido a usar el controlador de mentes. Primera orden del día: controlar a Ricky —y hacer que sus acciones robóticas / zombis / idiotas se tornen en su contra y contra los extraterrestres.
Los adultos todavía no están conscientes de la presencia alienígena y creen que los niños están siendo…niños…e insisten que los jóvenes los acompañen para una expedición de pesca. Mientras tanto, una conmovedora amistad se gesta entre Hannah y Sparks, el alienígena amigable de cuatro patas y manos. A diferencia de sus cohortes extraterrestres, Sparks no es partidario del combate; solamente quiere regresar a casa con su familia en Zirkonian.
Nana Rose queda bajo el hechizo del dispositivo alienígena para controlar la mente, lo que le da poderes sobrehumanos. Llega a rescatar a los niños y a pelear contra Ricky, quien ha caído nuevamente bajo el control extraterrestre. Nana Rose le da a Ricky una fuerte sacudida, lo que provoca que el adaptador alienígena se desenchufe. Skip se une a la lucha de los chicos y utiliza sus cuatro brazos implacablemente para crear dispositivos que ayudarán a los niños durante la pelea.
Conforme la batalla continúa, las risas, la acción y el riesgo se incrementan. Pero los niños se ponen a la altura de las circunstancias, una vez que encuentran nuevas fuerzas y autosuficiencia. Y, además, queda claro que los extraterrestres nunca tuvieron la menor oportunidad…
           
            PEQUEÑOS INVASORES proviene de una historia de Mark Burton, quien quería capturar lo que a él más le gusta acerca de las películas para toda la familia —mucha aventura, emociones inesperadas, creatividad y personajes agradables, tanto jóvenes como adultos. Burton, quien también coescribió el guión, estaba en su casa de Londres con su esposa y familia disfrutando de la compañía de un grupo de amigos adultos, mientras sus hijos y los hijos de sus amigos se estaban divirtiendo de manera desenfrenada. Los adultos se encontraban en el piso de abajo, los muchachos en el piso de arriba. ¿Qué si —Burton pensó— los niños estuvieran luchando contra unos extraterrestres invasores, mientras los adultos no estarían ni enterados de lo que está pasando arriba?
Para Burton, la imaginación es la parte más importante en la aventura que sucede en el ático. Pero su inspiración se generó en gran medida del mundo real. “Cuando mis hijos estaban más jóvenes solíamos tener en casa a los vecinos”, recuerda. “Nos sentábamos en la cocina, mientras todos los chicos desaparecían arriba, se emocionaban de una manera masiva y terminaban jugando a aventarse y dispararse cosas entre ellos. Un día miré cómo se cimbraba el techo y pensé: ¿qué si eso fuera una batalla de verdad y nosotros no lo supiéramos? Eso se convirtió en la esencia de PEQUEÑOS INVASORES: es una película de una invasión extraterrestre, donde los niños están a cargo y los adultos no se dan por enterados”.
La pistola “tira-papas” que los chicos fabrican en casa para combatir a los alienígenas es una herramienta principal en su arsenal hogareño. También hacen buen uso de la tecnología existente —de otro planeta— cuando logran hacerse del dispositivo extraterrestre que controla la mente. El ingenioso mecanismo concebido por Burton es una punta de flecha y un adaptador de vanguardia que se implanta en la base del cráneo de la víctima, para moldearse a su huésped, una vez que la energía recorre su cuerpo. El controlador se parece a una consola de videojuegos, con todo y joystick, con un auricular “Alien Tooth” que trabaja como un tipo de traductor universal (zirkonian-inglés; inglés-zirkonian). La máquina para controlar la mente le permite al usuario —extraterrestre o humano— manipular su víctima a placer. La ingenuidad de los chicos Pearson convierte a la máquina extraterrestre en nada menos que el videojuego por excelencia.
Burton recuerda los orígenes de la máquina controladora de la mente: “Necesitaba un dispositivo en la historia que explicara por qué los adultos no se pueden involucrar y literalmente se convirtió en un dispositivo —un mecanismo para controlar la mente, que los extraterrestres pudieran utilizar para hacer que los adultos se pusieran en contra de los niños. Debido a que los artefactos para controlar la mente no funcionan en los niños, hace que éstos sean la última línea de defensa de la Tierra. Pero había muchos elementos de diversión que este dispositivo traía consigo. ¿Qué si a tu abuela la convirtieran en una guerrera de artes marciales que desafiara la gravedad? ¿Qué si los niños se hicieran del mecanismo y lo usaran para controlar al novio inútil de su hermana? Como elemento narrativo, generaba mucha comedia”.
El guión de PEQUEÑOS INVASORES, con algunos cuantos ajustes más a cargo del coguionista Adam F. Goldberg, estimuló la imaginación del productor Barry Josephson, quien había producido recientemente la exitosa comedia “Enchanted”, otra historia llena de imaginación, humor y diversión. “Realmente me encantó el tono del guión de PEQUEÑOS INVASORES”, señala Josephson, un veterano de la industria que como ejecutivo supervisó el exitazo taquillero “Men in Black”, entre otros filmes. Así como lo logró con “Enchanted”, el objetivo de Josephson con PEQUEÑOS INVASORES era producir una película que fuera disfrutada por toda la familia. “Ésta no es solamente una película para niños, ya que hay muchas risas, grandes secuencias de acción y situaciones originales”, explica Josephson. “No siempre sabes hacia dónde va la historia, o qué van a hacer los extraterrestres después. ¡Y los niños nunca dejan de ser sorprendentes!”.
Para dirigir la película, Josephson y los estudios Twentieth Century Fox y Regency Enterprises turnaron su atención a John Schultz, quien había dirigido la exitosa comedia producida por Josephson “Like Mike”. Su primera cita para PEQUEÑOS INVASORES fue un indicio del libre flujo de creatividad que marcaría al proyecto a lo largo de su desarrollo, preproducción, producción y posproducción. La intensa sesión de lluvia de ideas entre los dos realizadores, que iba de ida y vuelta, se centró en las batallas de los Pearson contra los Extraterrestres y en la dinámica de los personajes que formaban parte del eje de la historia. “Me encantó el entusiasmo de John por el proyecto”, comenta Josephson. “Realmente entendió los arcos de los personajes, tanto de los niños como de los alienígenas. John quería asegurarse que éstos últimos fueran inventivos y diferentes a cualquier cosa que el público haya visto antes”.
Schultz y Josephson después comenzaron a tener juntas con la reconocida productora de efectos visuales Rhythm & Hues (“The Incredible Hulk”, “The Golden Compass”) y con el supervisor de efectos visuales Douglas Hans Smith. Schultz le presentó al equipo de diseño de Rhythm & Hues descripciones detalladas de los personajes extraterrestres y sus antecedentes, que Smith más tarde expandió hasta convertirlos en “biografías” completas de los personajes. Schultz, Josephson, Smith y los animadores de la productora de efectos se aseguraron que el cuarteto de alienígenas tuviera personalidades distintas. “Puedes identificar a cada uno de ellos incluso antes de que hablen o se muevan”, indica Josephson. “Skip” es el sargento mandón y fanático del aparato que controla la mente, y a quien nadie le hace caso; “Sparks” es el alienígena amable, brillante y dotado, que todo lo arregla, y que es el “donjuán” por antonomasia; “Razor”, una extraterrestre femenina con una naturaleza agresiva, inteligente y práctica; y “Spike”, el descerebrado dolor de cabeza, que es todo músculo y fuerza f

Ahora puedes acceder a la información que te da esta pagina y a la vez ganar entradas a los mejores cadenas de cine en Guatemala , enviando comentarios sobre nuestros artículos a guatemalanoticias@gmail.com , esperamos tus noticias.

AVATAR

AVATAR
IMAX DIGITAL DE PRADERA CONCEPCION

Anuncie con nosotros !!!!

Anuncie con nosotros !!!!
 
Copyright 2009 Peliculas en Guate. All rights reserved.
Free WordPress Themes Presented by EZwpthemes.
Bloggerized by Miss Dothy