RSS
Hola esta es la la pagina que mas seguidores tiene del septimo arte en Guatemala. .

Hellen Mirren interpreta a La Reina , ahora presentandose en Guatemala



Hellen Mirren, ganadora del Oscar

LA REINA

(The Queen)

A 10 años de la muerte de Lady Di

SINOPSIS

Victor Hugo Juarez

guatemalanoticias@gmail.com

1997. Recién proclamado vencedor de las elecciones, Tony Blair debe entrevistarse con la reina Isabel II, para que ésta, según el protocolo, le pida que acepte el cargo de primer ministro. Poco después, una noticia provoca una auténtica conmoción en Gran Bretaña y el resto del mundo: Diana Spencer, la popular Lady Di, divorciada desde 1994 de Carlos, príncipe de Gales, fallece en accidente automovilístico en París, cuando huía de los paparazzi con su pareja, el millonario de origen egipcio Dodi Al Fayed. A la reina le cuesta ocultar que no sentía ningún cariño por su ex nuera, y se niega a que la familia real guarde luto. Esto la aleja del pueblo, que siente devoción por la fallecida. Tony Blair se da cuenta de que la cabezonería de Su Majestad podría ocasionar una crisis en la monarquía británica, e intenta interceder para que dé marcha atrás.

NOTAS DE PRODUCCION

Incluso antes de que Helen Mirren fuese galardonada como mejor actriz, uno podría decir sin temor a equivocarse que The queen posee un fuerte magnetismo –o por lo menos cierta curiosidad– que atrae al espectador por ver la interpretación de la británica más que por tratarse de una historia que involucra a la monarquía y la princesa Diana (es sabido que la gente, en general, tiene cierta atracción por la realeza). Mientras esa sería una aseveración que tiene sólidos fundamentos tanto dentro como fuera de la película –no queda duda del portentoso retrato que Mirren ejecuta, y, por otro lado, sólo basta leer un poco la cobertura de los medios y la crítica para conocer que ella es el centro de atención que envuelve al filme–, yo quisiera acentuar, además, el consistente y punzante guión del también británico Peter Morgan.

La cinta se enfoca principalmente en la semana posterior a la muerte de la princesa Diana, y nos ofrece, progresivamente, un retrato íntimo de lo que probablemente aconteció en el seno de la monarquía durante la escandalosa semana –sobre todo el impacto emocional que dicho suceso tuvo en la reina Isabel II, la cual, arraigada por la tradición y el protocolo, tuvo que ceder ante la presión del pueblo y mostrar sus sentimientos y tributo hacia Lady Di–. Sin ser una crónica ni un referente histórico, The queen logra examinar vívidamente un aspecto poco explorado por el celuloide: el lado humano de la reina. El guionista se auxilia, en varios tramos, de la especulación –pues pocos conocen cómo es la vida y actuar cotidiano dentro de los palacios y propiedades reales–, no sin algún tipo de fundamento claro está –las notas de producción indican que fuentes cercanas asesoraron algunos detalles–, pero no es fácil saber cómo se comporta la reina cuando realiza actividades tan corrientes y cotidianas como ver televisión en su cuarto o pedir una taza de café.

La atención al detalle es minimalista, desde las lámparas que iluminan tenuemente las habitaciones hasta la impersonificación majestuosa y faraónica de Helen Mirren (la gesticulación, el caminado, los silencios, etcétera). El guión es capaz, además, de incluir un humor cándido y mordaz que contrasta la tradición (Isabel II) con el modernismo (Tony Blair). Tómese como ejemplo la escena en que Blair se reune con la reina por primera vez (primeros minutos del metraje), una escena que representa el emblema de uno de los planteamientos claves del guionista. Además nótese, por ejemplo, la primera parte de la secuencia: esa en que Tony y Cherie Blair son guiados por un mayordomo que les explica el protocolo a seguir ante la presencia de la reina (–¿Presencia?, pregunta Blair entre asombrado e irónico. –Sí señor, así es como se le llama cuando se encuentra ante la compañía de su majestad, responde el mayordomo).

Morgan logra alejarse prudentemente de cualquier controversia que involucre los culpables de la muerte de la princesa –no se trata de un filme policiaco–, al igual que se mantiene al margen de los tintes políticos; es el retrato íntimo de la reina y su duelo con el primer ministro (tradición versus modernismo, en el ámbito emocional diría yo) el fundamento de toda la propuesta; pero interesante es, por ejemplo, la confección del personaje de Blair, el cual experimenta una paradoja al querer introducir aires de modernismo pero termina preso de los formalismos que azotan a la reina. Pero la indiscutible protagonista es Mirren, la cual es sencillamente gratificante poder presenciar y admirar (–¿Presenciar?, me preguntaran. –Bueno, después de todo, ella es su majestad). La sinergia que existe entre la líneas de diálogo tan certeras del guión (incisivas y con envidiable economía narrativa) junto con la interpretación de la británica dan un resultado, como mínimo, imponente.

Precioso como el director retrata la soledad y aislamiento de la reina con un plano general de la campiña en donde yace una monarca agobiada, junto a un río, por sus demonios internos. Muy buena película.



Ahora puedes acceder a la informacion que te da esta pagina y a la vez ganar entradas a los mejores cadenas de cine en Guatemala , enviando comentarios sobre nuestros articulos a guatemalanoticias@gmail.com , esperamos tus noticias.

AVATAR

AVATAR
IMAX DIGITAL DE PRADERA CONCEPCION

Anuncie con nosotros !!!!

Anuncie con nosotros !!!!
 
Copyright 2009 Peliculas en Guate. All rights reserved.
Free WordPress Themes Presented by EZwpthemes.
Bloggerized by Miss Dothy